El VM como expresión artística

Vitrina Max Mara Roma
Vitrina Max Mara Roma
Vitrina de Max Mara Roma
Vitrina de Max Mara Roma
Vitrina de Max Mara Roma
Vitrina de Max Mara Roma
Vitrina de Miu Miu en Roma. En la foto no se alcanza a percibir, los maniquíes tienen iluminación
Vitrina de Miu Miu en Roma. En la foto no se alcanza a percibir, los maniquíes tienen iluminación lo que las hace ser llamativos desde la distancia.

En las fotos de vitrinas que les traigo para el post de hoy, quiero mostrarles una forma distinta de ver el visual merchandising, para estas grandes marcas que son pioneras en diseñar vitrinas extravagantes que explotan en elementos llamativos estas vidrieras también hacen parte de su expresión artística e innovadora, que admitámoslo no todas las marcas pueden darse este lujo, o no todas las que lo pueden hacer lo quieren hacer.

En otros post les he hablado del vm como una herramienta de venta, como el vendedor silencioso que ayuda a cautivar a ese cliente mediante ese mensaje sugestivo en la forma en que exhibimos nuestro producto, sin embargo hoy quiero mostrarlo como un elemento de poder y estatus.

A muchos les parecerá extraño que hable del visual mechandising de esta forma, sin embargo es gracias a estas marcas y a las ganas de querer demostrar poder y estatus que ha ido evolucionando para convertirse en lo que es hoy en día, no es fácil tener el presupuesto, el talento humano, la capacidad de producción e instalación de estas vitrinas, no es fácil copiar o reproducir lo que estamos viendo, en ese sentido es que lo llamo una demostración de poder y estatus, son una muestra de la capacidad artística de cada una de estas marcas.

Estas vitrinas actúan como la pasarela en un desfile de moda, hacen parte del imaginario del equipo de diseño para mostrar sus colecciones, y de la misma forma transmitir ese mensaje al transeúnte que se asombra con cada vidriera.

Estas marcas crean historias a través de sus vitrinas que se complementan con los productos, convirtiéndose casi en museos o exhibiciones de arte que conjugan a la perfección el mensaje del diseñador con el imaginario del cliente.

Es un placer poder caminar por todas estas calles, aprender de cada una de estas vitrinas, e poder imaginar cual es el mensaje oculto detrás de cada una de ellas.

Lina

Visual merchandising no es sólo para moda
Nueva tienda Mario Hernández

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *